El Autoconsumo instala en España promedio de 500 megavatios de potencia al año