El Gobierno destinará 1.000 millones hasta el 2025 para impulsar el vehículo eléctrico