En Madrid ya funciona una estación de servicio de recarga rápida